Los mejores juegos para viajar con niños.

Aquí tenéis algunas ideas que podéis improvisar en cualquier momento del viaje, adaptándolas a vuestros gustos, edades y manías.

Las palabras encadenadas
Un clásico. Uno empieza diciendo una palabra, y el siguiente debe buscar otra que empiece por la sílaba por la que termina la anterior. Co-che; che-lo; lo-co; co-mi-da… Si son muy pequeños, en vez de encadenar con la última sílaba, lo simplificamos haciéndolo con la última letra.

Adivina el personaje
Alguien piensa en un personaje secreto (familiar, amigo, personaje de cuento…).
Hay que hacer preguntas para adivinar de quién se trata. Por ejemplo: «¿Eres de mi familia?», «¿Sales por la tele?», «¿Eres un dibujo animado?». Solo se puede contestar «SÍ» o « NO».
Para mayores, el juego se puede complicar un poco con la variante «si fueras». Por ejemplo: «Si fueras un animal, serías…», y el otro contesta «Un pez». Y «si fueras un color, serías…», y el otro dice «El rojo». Y así, sucesivamente.

Palabras con la letra
Se hacen cuatro categorías. Por ejemplo: persona, animal, cosa y lugar.
Se elige una letra y cada jugador tiene que decir una palabra que empiece por dicha letra para cada una de las cuatro categorías, dentro del tiempo determinado. Por ejemplo, con la P podría ser: Patricia, pantera, pintura y Polonia.

Busca formas
Genial para los más pequeñitos. Elige una forma cualquiera y haz que la busquen en el paisaje o dentro del coche.
Por ejemplo: para un triángulo, vale el tejado de una casa, una señal de tráfico, un símbolo en el tablero de control…; para un rectángulo, vale un retrovisor, una fábrica…, y para un círculo, serviría la luna, el volante…

La frase loca
Es muy simple y muy divertido. Uno empieza diciendo una palabra, por ejemplo «cuando». Luego, el siguiente añade: «Cuando mamá», y el siguiente, «Cuando mamá baila». Hay que ir recordando las palabras que ya se han dicho, en el mismo orden, y a la vez inventar algo divertido.

El animal más raro
Este juego consiste en inventar animales raros uniendo características de diversos.
Por ejemplo: «Un elefante verde con orejas de perro y bigotes de gato». Estimula mucho la imaginación de los niños.

A ver quién ve antes…
Una casa verde, un coche amarillo, un árbol muy alto… El primero que vea lo que habéis dicho conseguirá 10 puntos y ganará el que antes llegue a 100.
Es un juego que potencia la atención y la concentración y evita los mareos.
Una variante puede ser buscar formas concretas en las nubes.